“La Victoria sobre las Circunstancias”

 

Cuando los cristianos reconocemos nuestra posición en Cristo Jesús, que ahora somos vencedores por su sangre vertida en la cruz, podemos movernos confiados en El.

 

Paso 3: Crea que Dios es bueno.

 

Cuando las pruebas y las dificultades nos llegan, a Satanás le gusta poner malos pensamientos en nuestras mentes. Quizá sugiera algo como esto: “Si Dios es bueno, no te ama. Y si te ama, no es bueno. ¿Cómo podría un Dios bueno permitir que esto te suceda?”

 

Si aceptamos los malos pensamientos de Satanás, nos harán tener lástima por nosotros mismos, y producirán depresión. La verdad es que Dios nos ama y que Él es bueno, no importa cuáles sean nuestras circunstancias. La Biblia dice:

 

“Aleluya. Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia” (Salmo 106:1).

 

plan

 

Paso 4: Rinda su voluntad a Dios.

 

Hay algo dentro de nosotros que decide todo y controla todo. ¿Qué es? Es nuestra voluntad.

 

¿Qué significa rendir nuestra voluntad a Dios? Significa escoger la voluntad de Dios en todas las cosas y en todo momento. Esto permite que Dios obre Su plan perfecto en nuestra vida. Un gran cristiano dijo una vez: “Nuestra voluntad es nuestra para hacerla de Dios”.

 

La Sangre del Señor Jesús nos hizo victoriosos ayer, hoy y por siempre.