“Escuchar el llamado”

Hechos 6: 4Hechos 6: 4
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

4 Nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la Palabra.

WP-Bible plugin

 

Moisés escucho la voz de Dios desde una zarza ardiente Éxodo 3. Isaías tuvo una visión del trono celestial Isaias 6. Sin embargo, la mayoría de quienes obedecen al Señor para ir al campo misionero, reconocen

su llamado por un tirón constante en el corazón. Es un susurro en su espíritu que les dice: “¿Cómo oirán sin haber quien les predique?” Romanos 10:14Romanos 10:14
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?

WP-Bible plugin
.

 

 

 

Es mejor si el Señor no tiene que utilizar un recurso severo para captar nuestra atención. Piense en el obstinado Saulo, quien necesitó que le hablara duro y lo cegara temporalmente para ponerlo en el campo misionero Hechos 26:13-18Hechos 26:13-18
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

13 cuando a mediodía, rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo. 14 Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba y decía en lengua hebrea:g “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón”.h 15 Yo entonces dije: “¿Quién eres, Señor?”.i Y el Señor dijo: “Yo soy Jesús, a quien tú persigues. 16 Pero levántate y ponte sobre tus pies, porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto y de aquellas en que me apareceré a ti, 17 librándote de tu pueblo y de los gentiles, a quienes ahora te envíoj 18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados”.k,l

WP-Bible plugin
. ¡Yo prefiero escuchar el silbo apacible y delicado del Señor!

 

 

 

Podemos tratar de ignorar el tirón en el corazón, evadir la pregunta con actividades, o satisfacerla dando dinero, en lugar de darnos a nosotros mismos. Algunos dicen no, pero el llamado sigue. La voluntad de Dios es definitiva, y su plan es firme. A pesar de que podemos correr, no podemos escaper de su llamado a obedecer Jonas 1:1; 3:1.

 

 

 

 

El sendero de la obediencia se caracterizará, sin duda, por los desafíos. Pero las dificultades son parte de la vida: en el hogar o en el extranjero, en el trabajo misionero o en el trabajo normal. Por fortuna, las recompensas son mayores que cualquier dificultad. Recuerde que Cristo prometió a Pedro un rendimiento centuplicado por su inversión en el reino Marcos 10;28-30.

 

 

 

Llevar el evangelio es una gran oportunidad de servir a Dios. ¿Qué mejor manera de darle las gracias por salvarnos y por escribir nuestro nombre en el Libro de la Vida, que compartir esa experiencia con los demás? Si la voz apacible y delicada del Señor le está llamando, diga que sí, y vea qué obra tan maravillosa y transformadora de vida podrá Él hacer por medio de usted.