EL CONCILIO DE NICEA Y SU IMPACTO EN LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD DURANTE EL SIGLO IV

Introducción
El siglo IV de la era Cristiana es uno de los periodos más trascendentales en la historia de la Iglesia. Este periodo fue testigo de una controversia que produjo los principios básicos de la doctrina de la Trinidad y la Cristología, el credo mas importante en la historia de la cristiandad, y textos teológicos que han sido puntos de partida para la teología cristiana en las subsiguientes generaciones.1 Es durante este periodo que se celebra el Concilio de Nicea, el cual es el primer concilio ecuménico de la historia del cristianismo y considerado por muchos como tal vez el mas importante.
El problema el cual enfrentarían los obispos reunidos en Nicea había sido por mucho tiempo la pregunta básica con la cual habían sido confrontados muchos teólogos cristianos de esa época. No era simplemente si Jesús era Dios, sino como lo define G.L. Prestige el problema era “como en un sistema monoteísta que la iglesia había heredado de los judíos, preservado en la Biblia, y tenazmente defendido en contra del paganismo, podía seguir siendo posible mantener la unidad de Dios mientras se insistía en la deidad de uno que era distinto a Dios el Padre.”2 Durante el siglo IV se presentaron una serie de soluciones a este problema. Entre ellas surge la posición Arriana que es la que sirve como catapulta para que se celebre el Concilio de Nicea.
El propósito de este trabajo de investigación es probar que el Concilio de Nicea tuvo un gran impacto en la Doctrina de la Trinidad y ayudó a formalizar dicha doctrina durante el siglo
cuarto. A través del trabajo de investigación se observará cuales eran las diferentes posiciones
________________________
1. Lewis Ayres, Nicaea and its Legacy: An Approach to Fourth Century Trinitarian Theology (New York: Oxford University Press, 2004), 2.

2. Leo D Davis, The First Seven Ecumenicals Councils (325-787)Their History and Theology (Collegeville, MN: Liturgical Press, 1990), 22-23.

de la doctrina de la Trinidad y como los acuerdos del concilio de Nicea ayudaron a definir dicha doctrina.
Controversias de la Deidad Antes del Concilio de Nicea

El concepto de la deidad dentro del cristianismo se convirtió en un problema teológico desde el comienzo de la era post-apostólica. La herencia del judaísmo de un solo Dios, sumado a la enseñanza de la deidad de Jesucristo y combinado esto con el movimiento gnóstico de los primeros siglos de la era cristiana crea una serie de pensamientos para explicar la deidad. Por ejemplo, en el segundo siglo Marcion, quien fue declarado herético, tuvo una afinidad con el movimiento gnóstico y concluyo teológicamente que debía de haber dos dioses, un creador menor identificado con el Dios del Antiguo Testamento, y el Dios Supremo dado a conocer por Cristo.3
En el siglo segundo Ireneo intento la primera refutación del pensamiento gnóstico. El insistió en que el Dios del Antiguo Testamento, el Dios de los Evangelios, y el Dios que se alcanza a través de la razón son el mismo Dios. Ireneo decía que el primer articulo de nuestra fe es: “Dios el Padre, no creado, no engendrado, invisible, uno y única Deidad, creador del universo.”4 Para él, el mundo tiene un solo creador proclamado en el Antiguo Testamento y en los Evangelios. En lo relacionado a la redención Ireneo establece que hay un Padre y un Hijo. Si alguien pregunta como el Hijo fue producido por el Padre, Ireneo contestaba que ningún hombre
________________________
3. Davis, 27.

4. Ibíd., 29.
puede entender o describir esa producción o generación. Pero el Padre engendró y el Hijo fue engendrado.5 Él establecía que lo que es engendrado por Dios es divino, entonces el Hijo es completamente divino; El Padre es Dios y el Hijo es Dios. La posición de Ireneo establecía que el Logos preexistente se hizo carne y este era Jesucristo.
Otras corrientes dentro de la teología cristiana aceptaban el Dios del Antiguo Testamento y de los evangelios como uno sólo pero explicaban su relación con Jesucristo en diferentes formas. Por un lado los adopcionistas decían que Jesús era un simple hombre en el que Dios habitaba en una manera especial. Pablo de Samosata, quien fue obispo en Antioquia de Siria, decía que el Logos es de arriba, mientras que Jesucristo es un hombre de la tierra, mejor en todo sentido, ya que fue engendrado del Espíritu Santo. Según él, el Logos, la expresión de la racionalidad inmanente de Dios, descendió sobre el hombre Jesús, nacido de María, pero su forma de unión fue un simple acercamiento. El Logos no entró en una unión substancial con el hombre, porque esto comprometería la dignidad del Logos.6 Fue el progreso moral de Jesús lo que le ganó el título de Hijo de Dios. Esta posición fue rechazada y condenada por un grupo de obispos que se reunió en Antioquia en el año 268 DC.
Por otra parte existía otra corriente de pensamiento que enfatizaba la unidad de Dios en tal forma que reconocían la deidad de Cristo pero negaban que este fuera distinto al Padre. Este tipo de pensamiento se dejó sentir principalmente en la iglesia de Roma durante el segundo y tercer siglo. Este tipo de teología enseñaba que Cristo era el mismo Padre, y que el Padre mismo nació, sufrió y murió. A esta forma de enseñanza se les llamó “patripassianism” (Padre
________________________
5. Ibíd..
6. Ibíd.., 30.
sufriendo) y también “monarchianism”.7
El principal proponente de este pensamiento lo fue “Sabellius”. Hipólito dice que “Sabellius” dijo que el Logos es el Hijo, que también le es dado el nombre de Padre, pero que solo hay un espíritu no dividido que es Dios; El Padre y el Logos son uno y el mismo.8 “La diferencia crucial entre “Sabellius” y la Cristología del Logos era que para “Sabellius” el único Dios se reveló asimismo sucesivamente como el Padre, Hijo y Espíritu Santo, mientras que para los teólogos del Logos estas distinciones en la divinidad eran distinciones simultaneas.9
Un teólogo que combatió el “monarchianism” lo fue Tertuliano. El puso énfasis en la unidad de Dios identificando a “Dios” con el Padre e identificando al Hijo y al Espíritu Santo con la misma substancia de Dios. Los teólogos del occidente están en gran deuda con Tertuliano por el rico vocabulario teológico que él introdujo. Entre los términos nuevos introducidos por él están “substancia” y “persona”. “Para Tertuliano, el termino substancia tenia la connotación de la esencia Divina, lo que Dios es, con el énfasis en su realidad concreta.”10 Cuando él habla que el Hijo es de una substancia con el Padre, él quiere decir que ellos comparten la misma naturaleza divina, y como la deidad es indivisible, ellos son un ser idéntico. Para Tertuliano el termino persona significaba la presentación concreta de un individuo, y cuando era aplicado al Padre, al Hijo y Espíritu Santo significaba la subsistencia independiente de los Tres dentro de la unidad de la substancia divina. Esto fue un paso en la dirección del pensamiento trinitario. A pesar de su
________________________
7. Everett Fergunson, Church History Volume I From Christ to Pre-Reformation (Grand Rapids, MI: Zondervan, 2005), 2751. Kindel E-Book.

8. Davis, 31.

9. Fergunson, 2765

10. Davis, 34.
valiosa contribución Tertuliano tuvo dificultades en poder expresar la diversidad dentro de la unidad. Su visión del Padre y el Hijo de una substancia casi material es diferente al concepto de “homoousion” que seria la base para la declaración del Concilio de Nicea. En ocasiones Tertuliano expresó “el Padre es la substancia completa, mientras que el Hijo es derivado de ella.”11 Su lucha por poder expresar la diversidad dentro de la unidad lo llevó a subordinar al Hijo al Padre.
Una de las dificultades que existían en la época era que el vocabulario teológico entre las iglesias del Este y del Oeste era diferente. Por ejemplo, los griegos, como Dionisio de Alejandría, en muchas ocasiones hablaba de tres hipóstasis, no hablando de tres Dioses pero si expresando la substancia real del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Sin embargo, las palabras hipóstasis y “ousia” eran prácticamente iguales aunque no estrictamente idénticas. La diferencia consistía en que “ousia” se refería más a las características internas y las relaciones mientras que hipóstasis se refería más al carácter concreto externo de la substancia. Pero en el latín la palabra substancia es el equivalente exacto del griego “hypostases” , cuando los teólogos del Oeste oían hablar de tres “hypostases”, ellos inmediatamente entendían tres substancias, que era equivalente a tres dioses. Los que hablaban latino en el oeste, por otro lado, distinguían substancia, con lo cual ellos designaban lo que es uno, de las personas que eran tres en la divinidad. Hasta que el Este también acordó usar el termino “ousia” para lo que es uno e “hypostasis” exclusivamente para lo que es tres, hubo bastante malos entendidos en ambos lados.
En el Este se destaco Orígenes y su tendencia era a enfatizar la distinción entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo afirmando sus diferentes funciones. Orígenes rechazó todo
________________________
11. Ibíd.., 35.
pensamiento que estableciera que el Hijo fuera generado de acuerdo a analogías humanas. El mantuvo que el Hijo es eterno y negó que el Hijo tuviera un comienzo. Pero termino diciendo que el Hijo y el Espíritu Santo están subordinados al Padre. A pesar de que reconocía la divinidad del Hijo y la unidad de los tres el establecía que el Padre era mayor que el Hijo y que el Hijo era mayor que el Espíritu Santo.12
En resumen el desarrollo de la doctrina trinitaria antes del Concilio de Nicea consistía de varios aspectos. Por un lado los judíos convertidos no podían trascender el pensamiento del Antiguo Testamento e insistían que Jesús era solo un maestro, profeta o ángel. La mentalidad helenista de los gentiles convertidos se tornó a un pensamiento gnóstico y separaron al Dios supremo del Creador y a Cristo de Jesús. Pensadores como Ireneo refutaron esta teología y establecieron que el Dios del Antiguo Testamento, el Dios de los Evangelios y el Dios Supremo es el mismo. Por otro lado los adopcionistas aceptaban un Dios supremo, pero veían a Jesús como hombre. Los “monarchians” también aceptaban a un Dios supremo pero debatían que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo fueran seres idénticos. Muchos de los Padres del oeste reconocían la distinción de los tres mientras insistían que eran uno pero enseñaban la subordinación de uno con el otro. Orígenes y muchos de los teólogos del Este adoptaron una forma de Platonismo que concebía los tres como distintas personas, unos subordinados a otros, pero uno en armonía y acuerdo en intelecto y voluntad.13 Este era el panorama del pensamiento trinitario antes del Concilio de Nicea cuando se presento el problema arriano.
________________________
12. Ibíd.., 39.
13. Ayres, 21-22.

La Controversia con Arrio
La teología de la subordinación de Antioquia fue transplantada a Alejandría por Arrio y allí ganó mucha fuerza e importancia. La mente de Arrio estaba enfocada en una teología puramente racional; y desde el punto de vista de solo inteligencia natural, fue imposible para él reconciliar en forma teórica la aparente contradicción de los dogmas de la igualdad del Logos con el Padre, y su distinción de Él.14 La historia narra que unos años antes del Concilio de Nicea, Alejandro, quien era obispo de Alejandría, predicó un sermón sobre el misterio de la Santa Trinidad. Arrio, quien era presbítero y un hombre con un gran intelecto, cuestionó el sermón de Alejandro. Arrio se preguntaba: “Si el Padre engendró al Hijo, el que fue engendrado tiene un principio de existencia y de esto es evidente que hubo un tiempo cuando el Hijo no existía.”15 Arrio logro convencer a muchos de su pensamiento y esto llevo a Alejandro a condenarlo y exiliarlo y de esta forma dio comienzo la disputa sobre la Trinidad y la persona de Cristo que duró durante el siglo IV y V.
El fundamento de la teología de Arrio estaba basado en la absoluta trascendencia y unidad de Dios. Puesto que la misma esencia de Dios es trascendente, única e indivisible, por lo tanto no puede ser compartida. Para Dios impartir su substancia a otro ser significaría que el es divisible y cambiante. Arrio enseñaba que todo lo que existe fuera de Dios existe porque fue creado de la nada. Él decía que el instrumento que Dios utilizó para crearlo todo es la Palabra, quien es una criatura, generada o hecha (estos términos eran sinónimos para Arrio), perfecta y
________________________
14. Karl Joseph Hefele, A History of The Christian Councils, From the Original Documents, to the Council of Nicaea, A.D. 325 (Edinburgh: T&T Clark, 1894), 239.

15. Carl Beckwith, Hilary Poitiers on the Trinity: From De Fide to De Trinitate (New York: Oxford University Press, 2008), 16.

superior a todas las criaturas.16 La Palabra tenía un comienzo; aunque nacida fuera del tiempo, antes de su generación o creación no existía. Arrio escribió en una ocasión hablando de Jesús, “Aunque El es llamado Dios. El no es Dios verdaderamente, pero por la participación en gracia…. El es Dios en nombre solamente.”17
A pesar de que Arrio fue condenado por Alejandro su pensamiento halló adeptos en otros lugares como Palestina, Nicomedia y el Norte de África. Por un lado Alejandro buscaba que se condenara a Arrio y su enseñanza mientras que en Nicomedia un grupo de obispos, seguidores de Arrio, celebraron su propio sínodo condenando a Alejandro y proclamando la enseñanza de Arrio como ortodoxa. Cuando Constantino logra consolidar el poder en todo el imperio se encontró con esta división y se propuso ponerle fin. Es así que él nombra a Ossius para que intervenga con Alejandro y Arrio para tratar de conseguir una solución a la controversia. Luego Constantino llama a la celebración del Concilio de Nicea con el propósito de resolver la controversia.
El Concilio de Nicea
En el año 325 Ossius convocó un sínodo en Antioquia con el propósito de elegir a Eutanasio como obispo y conducir una investigación inicial sobre la enseñanza del Arrianismo. El sínodo Eusebio de Cesárea declaró que el creía en dos “ousiai” (substancias). A Narciso de Neronias se le preguntó si el creía en dos “ousiai” y el afirmó que creía en tres. Debido a que Ossius entendía que “ousia” significaba substancia, el pensó que estos obispos estaban aceptando creer en dos o tres dioses. El concilio excomulgó provisionalmente a Eusebio, Narciso y
________________________
16. Davis, 42.

17. Ibíd..

Theodotus de Laodicea y se les dio unos meses para que reconsideraran su enseñanza. Ellos tendrían la oportunidad de dirigirse a los obispos que estarían presentes en el Concilio de Nicea que ya había sido convocado.18 Este concilio era el primer concilio convocado por el emperador y se consideró como el primer concilio ecuménico debido a la gran participación de obispos tanto del Este como del Oeste. El número de participantes en este concilio ha sido debatible. Eusebio dice que había más de 250 obispos en el concilio, además de innumerables sacerdotes y diáconos.19 Atanasio que fue un testigo ocular habla de 300 obispos y en su carta “ad afros” habla específicamente de 318 el cual fue el número universalmente adoptado.20
Durante el Concilio de Nicea se intento crear un credo usando solamente términos escritúrales, pero se hizo imposible hacer ese credo de tal forma que excluyera la posición Ariana en la manera mas estricta posible. El credo que finalmente se adoptó fue el siguiente:
Creemos en un Dios Padre Todopoderoso, hacedor de todas las cosas visibles e invisibles. Y en un Señor Jesucristo, el Hijo de Dios; engendrado como el Unigénito del Padre, es decir, de la substancia del Padre, Dios de Dios; luz de luz; Dios verdadero de Dios verdadero; engendrado, no hecho; consubstancial al Padre; mediante el cual todas las cosas fueron hechas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra; quien para nosotros los humanos y para nuestra salvación descendió y se hizo carne, se hizo humano, y sufrió, y resucitó al tercer día, y vendrá en gloria a juzgar a los vivos y los muertos. Y en el Espíritu Santo. Pero esos que dicen. Hubo un tiempo cuando el Hijo de Dios no era, y antes que fuese engendrado no era, y que el vino a ser de cosas que no eran, o que él es de una diferente hipóstasis o substancia, o que él es mutable o alterable –la Iglesia Católica y Apostólica lo declara anatema. 21

Para los arrianos le fue fácil aceptar la frase “engendrado del Padre” y “unigénito” porque ellos
________________________
18. Beckwith, 17.

19. Hefele, 270.

20. Ibíd.., 271.

21. Davis, 49-50.
entendían el termino “engendrado” como el equivalente ha “hecho de la nada” por la orden del Padre. La frase de la substancia del Padre excluía la interpretación arriana y enfatizaba que el Hijo es de la misma substancia del Padre. De igual manera la frase “Dios verdadero de Dios verdadero” fue añadida para refutar la posición de Arrio que decía, que aunque el Hijo es Dios, Él no es el verdadero Dios sino que es Dios solo por gracia y es llamado Dios en nombre solamente. La principal frase en el credo que representaba la posición ortodoxa en respuesta a la posición de Arrio era, “consubstancial (homoousios) al Padre”. Esta frase establecía que el Hijo comparte el mismo ser que el Padre y por lo tanto es completamente divino.
El termino “homoousios” podía ser interpretado en tres formas diferentes. En primer lugar en forma genérica, o sea de una substancia podía decirse de dos hombres que comparten la misma naturaleza humana pero siguen siendo individuos distintos. En segundo lugar podía significar identidad numérica, o sea que el Padre y el Hijo son idénticos en un ser concreto. Y por ultimo podía referirse a cosas materiales como por ejemplo dos vasijas de la misma substancia porque eran hechas del mismo barro. Constantino mismo explicó que esta última no era el significado que se le daba a la palabra en el credo.22 El intento principal del Concilio era enfatizar la igualdad del Hijo con el Padre. El Padre y el Hijo eran “homoousioi” en el sentido de que eran igualmente divinos. También implícito en la aseveración estaba la identidad numérica, de que el Padre y el Hijo son de una sola substancia.
Muchos obispos, especialmente aquellos mas conservadores, tuvieron reservas con el termino “homooousios” debido a que este no es un termino bíblico. Además el término había sido utilizado anteriormente por los gnósticos y condenado en el Concilio de Antioquia cuando
________________________
22. Ibíd.., 51.
fue usado por Paul de Samosata. Pero a pesar de la oposición el término se acepto gracias a la insistencia de Constantino. El resultado del concilio fue un rechazamiento de la posición de Arrio. Esto se puede ver ya que los anatemas finales del credo atacan directamente la posición de Arrio.
Significado del Concilio de Nicea para la Doctrina de la Trinidad
El Concilio de Nicea tuvo un gran impacto en comenzar a formular la Doctrina que hoy conocemos como la Trinidad Divina. Neil Ormerod en su escrito sobre el libro de Ayres identifica tres áreas en que Nicea afecto la visión trinitaria. En primer lugar tenemos que surgió una visión clara de la persona y distinción de su naturaleza, implicando el principio de que todo lo que es predicado de la naturaleza divina es predicado de estas tres personas igualmente y entendido que son una (esta distinción quizás o no es articulada con una terminología técnica consistente). En segundo lugar hay una expresión clara de que la generación del Hijo ocurre dentro del unitario e incomprensible ser divino. Y en tercer lugar hay una visión clara de la doctrina de que las personas divinas trabajan inseparablemente.23
Uno de los resultados que produjo el credo de Nicea es que al usar el termino “homoousios” estaba pasando juicio acerca de la realidad que esta revelada en la Escritura que es: Que lo que se dice del Padre también se dice del Hijo, con la excepción que el Hijo es Hijo y no Padre; por lo tanto, el hijo es de la misma substancia que el Padre pero no la misma persona que el Padre. “Lo que el Concilio de Nicea hizo en su credo fue simplemente atender a lo que la Escritura afirma como verdad acerca del Hijo de Dios, redujo la multitud de aseveraciones ciertas a una la cual es el fundamento de todas las demás y apela al intelecto de los cristianos
________________________
23. Neil Ormerod, “History and Theology in Dialogue on the Trinity,” Journal of the Melbourne College of Divinity 77, no. 2 (June 2008): 150.
para la aprobación de este juicio como el fundamento de otras creencias y experiencias religiosas.”24 En forma explicita el concilio de Nicea trajo claridad acerca de lo que la Escritura dice sobre el Hijo de Dios produciendo aseveraciones dogmáticas que ayudaron a clarificar la conciencia intelectual. En forma implícita preparo el camino para el desarrollo del dogma.

Conclusión
El Concilio de Nicea tuvo un impacto significativo en el desarrollo de la doctrina de la Trinidad. Aunque luego del Concilio hubo divisiones y se levantaron concilios que condenaron el credo de Nicea, este dejó establecida unas bases sólidas para la Doctrina de la Trinidad. El uso del termino “homoosios” ayudo a clarificar que el Hijo es de la misma substancia que el Padre estableciendo de esta manera la deidad de Jesús. De igual manera se dejó claro que aunque son de la misma substancia no son la misma persona. El Concilio de Nicea logro poner en unas declaraciones sencillas lo que la Biblia habla acerca de Jesús en el Nuevo Testamento.
No podemos decir que Nicea desarrollo completamente la Doctrina de la Trinidad ya que esta es una doctrina compleja y que mas adelante fue refinada, pero si se puede decir que el concilio de Nicea dejo plantado el fundamento que luego utilizarían otros para presentar la Doctrina de la Trinidad. Como dice Phillip S Moxon: “Cualquiera sea nuestra visión individual de la Trinidad, no podemos, si somos estudiantes serios del progreso del pensamiento humano, tratar ligeramente las discusiones que finalmente precipitaron la formula conocida como el Credo de Nicea.”25
________________________
24. Davis, 61.

25. Philip S. Moxom, From Jerusalem to Nicaea: The Church in the First Three Centuries (Boston: Roberts Brothers, 1896), 406.

Bibliografía

Ayres, Lewis. Nicaea and its legacy : an approach to fourth-century Trinitarian theology. New York: Oxford University Press, 2004.

Beckwith, Carl L. Hilary of Poitiers on the Trinity : from De fide to De trinitate. New York: Oxford University Press, 2008

Davis, Leo D. The First Seven Ecumenical Councils (325-787): Their History and Theology. Collegeville, MN: Liturgical Press, 1990.

Ferguson, Everett. Church History Volume One From Christ to Pre-Reformation. Grand Rapids, MI: Zondervan, 2004.

Hefele, Karl Joseph von. A history of the Christian councils, from the original documents, to the close of the council of Nicaea, A.D. 325. Edinburgh: T.& T. Clark, 1894.

Moxom, Philip Stafford. From Jerusalem to Nicaea: the church in the first three centuries. Boston: Robert Brothers, 1896.
Ormerod, Neil. “History and Theology in Dialogue on the Trinity.” Pacifica : Journal of the Melbourne College of Divinity‎ 21 (June 2008): 146-159.