“Creados para relacionarnos con Dios”

 

               Hubo un tiempo, hace mucho, cuando las personas que entraban al templo para adorar a Dios, traían como ofrenda un cordero sin defecto para expiación por sus pecados, Levitos 4:27, 5:6os 4:27, 5:6
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

5 Tropezarás por tanto en pleno día, y de noche tropezará contigo el profeta,g y a tu madreh destruiré.

WP-Bible plugin
. Hoy vamos a Dios, no basándonos en algo que tengamos que ofrendar, sino por la ofrenda que Jesucristo hizo de sí mismo por nosotros en el Calvario, 2 Corintios 5:212 Corintios 5:21
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

21 Al que no conoció pecado,p por nosotros lo hizo pecado,q para que nosotros seamos justicia de Dios en él.r

WP-Bible plugin
. Pero el interés de Dios por usted no comienza y termina en la cruz del Calvario. Su amoroso propósito en cuanto a usted es cuidarle siempre. A veces esto es algo sereno; otras veces involucra tiempos de quebrantamiento. Muchos de los santos del Antiguo Testamento enfrentaron pruebas y duras experiencias más allá de su capacidad humana. Una de las grandes recompensas de estas luchas, es que nos preparan para adorar y servir a Dios, morir al yo, y vivir para el Señor Jesús.

 

 

                   Comunicación de doble vía. La major manera de conocer al Señor es a través de la comunicación. Pero nuestras oraciones son a menudo monólogos en vez de diálogos. Venimos a Él con nuestra lista de preocupaciones, pero ¿con qué frecuencia tomamos el tiempo para escuchar su respuesta? Aunque Dios se deleita en escuchar nuestras oraciones, Él también quiere que le escuchemos en quietud. Puesto que Él nos habla sobre todo por medio de su Palabra, es allí donde más probablemente escucharemos su voz. Trate de interactuar con el Señor, orando mientras lee la Biblia. Medite en sus palabras, y hágale preguntas. “¿Qué me estás diciendo? ¿Cómo se aplica esto a mi vida?” Entonces, esté quieto y escuche, dándole tiempo para que Él hable a su espíritu. Solo recuerde que cualquier cosa que Él diga, nunca contradecirá su Palabra escrita. Cuanto más le escuche, más oirá su voz, y pronto su tiempo con Él se convertirá en su mayor deleite.

 

 

 

                   Vulnerabilidad. Otro factor importante es nuestra disposición a ser abiertos y honestos, exponiendo al Señor cada área de nuestras vidas. Nadie puede ser forzado a tener una amistad con Dios. En realidad, la profundidad de esta relación está limitada a la extensión de nuestra transparencia con Él. Aunque la respuesta natural es reducir esa vulnerabilidad, tenemos que recordar que Él ya nos conoce por dentro y por fuera, y que nos ama más de lo que podemos entender.

 

 

                 Intereses compartidos. Si queremos crecer en unidad con Dios, debemos aprender a compartir sus intereses. Él siempre está atento a nuestras preocupaciones, pero ¿nos interesan en realidad sus deseos y propósitos? ¿Está usted más interesado en el Señor, o en lo que Él pueda darle? (what’s in it for me?) Las oraciones centradas en nosotros mismos, la falta de atención a su Palabra, y las agendas demasiado ocupadas le envían un mensaje al Señor: “¡No estoy interesado en ti!” Si su relación con Dios parece estar estancada, tal vez es porque usted está centrado en sí mismo.

 

 

                   A quienes han experimentado de repente este gran cambio, yo les diría simplemente: “Confíen en Dios”. Esto parece más fácil decirlo que hacerlo, pero es una de las cosas que nos dan la mejor oportunidad para poner verdaderamente la fe en acción. Muchas veces pensamos que ser un Cristiano fuerte o un seguidor de Cristo significa que todo está ya resuelto. Pero, en realidad, Él pone a los que ama en situaciones en las que tenemos que confiar en Él de verdad, y actuar con fe. Las pruebas de la fe son impresionantes. Realmente nos hacen crecer, y nos enseñan mucho.

 

 

Preguntas de studio:

 

 1-  Según Filipenses 3.7-14, ¿cuál era la mayor búsqueda de Pablo en la vida? ¿Qué tan satisfecho estaba él con su relación con Cristo? En comparación con esto, ¿qué valor daba a todo lo demás?

2-   La íntima relación de Pablo con Dios se evidencia en 2 Corintios 12.7-10. ¿Qué revela su respuesta a la dificultades en cuanto a su grado de confianza en el Señor? ¿Qué actitud era posible por su confianza en los buenos propósitos de Dios?

 

 

                 Siento que es un honor cuando Dios dice: “Quiero encontrarme contigo”. Él siempre acude a la cita, y nos empuja adonde nunca hemos estado antes. En una de nuestra mañanas le dije en oración: “Señor, quiero tu presencia en mí, y deseo que estés en mi corazón”. Quería algo muy tangible, y eso lo cambió todo. Uno no anda a la caza de sentimientos, pero mi relación con Dios es tangible y real.